Log in

Urgen especialistas ingreso de fuerzas armadas al Centro Histórico CDMX

Especialistas en el tema de seguridad nacional, empresarios y activistas sociales coincidieron en la necesidad de que las Fuerzas Federales o Armadas ingresen a la zona centro de la Ciudad de México, incluido el Barrio de Tepito, ante la incapacidad y corrupción que priva en las corporaciones locales.

La Unión de Tepito creció vertiginosamente y de ese modo se apoderó de calles, negocios y ensombreció la actividad de miles de ambulantes que ahora trabajan aportando el respectivo “diezmo” para esa organización.

La ola de extorsiones en la colonia Centro y sus alrededores, así como amenazas cumplidas, potenciaron el clima de impunidad, el miedo, y la desesperanza en las autoridades capitalinas.

Santiago Roel, experto en temas de seguridad nacional y directo de la organización civil Semáforo Delictivo, consideró positivo el ingreso de las fuerzas federales para abatir los ilícitos derivados de la delincuencia organizada.

“Hay varias alternativas como entrar con el Ejército la primera, la más importante resolver estos temas de raíz, en lo primero que tendríamos que ´pensar es en regular el mercado de drogas, que aunque no es toda la actividad del crimen organizado es una fuente muy importante de recursos con los que van colapsando a la autoridad.

“Una vez colapsada la autoridad, emigran a otro tipo de delitos como el contrabando, la extorsión y el derecho de piso a los ciudadanos y a los empresarios de la zona”, explicó.

Consideró indispensable que mientras llega el turno de regular las drogas, es necesario depurar las corporaciones policiales y sus mandos y en su caso apoyarse en los esquemas de investigación y seguridad de las fuerzas federales.

Ejemplo claro de efectividad para erradicar a un grupo del crimen organizado en la ciudad de México fue la intervención de la Secretaría de Marina en la delegación Tláhuac, donde el grupo élite abatió a Felipe de Jesús Pérez, líder de esa organización y siete de sus sicarios.

La acción federal logró poner fin a la hegemonía de más de tres años de esa organización, ligada con decenas de crímenes en la zona metropolitana.

Desde hace dos décadas aproximadamente, el líder de Procentrhico, Guillermo Gazal, ha solicitado que la federación intervenga, ya sea con la Policía Federal, el Ejército o Marina, puesto que los grupos de delincuencia organizada se enquistaron y desarrollaron actividades ilícitas que el gobierno local no ha logrado erradicar.

La activista Diana Sánchez Barrios, proveniente de una emblemática familia de comerciantes en el Centro Histórico, consideró adecuada esta medida, ya que la administración delegacional quedó copada de corrupción y con altos índices de violencia.

“Desde luego que tenemos que rescatar a la delegación Cuauhtémoc, por supuesto, quien sale mal calificada de un mal gobierno es Ricardo Monreal, es la delegación Cuauhtémoc, ya que es la demarcación número uno en delincuencia, corrupción y abandono, y la número uno en mal servicio”, afirmó.

AGENCIAS, ENLACE RADIAL, 06-04-18.