Titulares:

Japón expresa preocupación por programa de misiles de Corea del Norte

El gobierno de Japón expresó su preocupación por el desarrollo del programa de desarrollo de misiles de Corea del Norte, mientras un reporte independiente reveló que Pyongyang podría haber aumentado su producción de entre septiembre pasado y junio de este año.

El nuevo 'libro blanco' del Ministerio japonés de Defensa califica como "un nuevo nivel de amenaza" el progreso de los misiles norcoreanos y del programa de desarrollo nuclear y de misiles de Pyongyang.

El borrador del informe anual señala que Corea del Norte está tratando de mejorar su capacidad para lanzar ataques sorpresivos, disparando misiles desde vehículos o submarinos equipados con plataformas de lanzamiento.

El texto menciona que al proyectil que lanzó Corea del Norte el 4 de julio se le podría clasificar como un misil balístico intercontinental.

El documento pone de manifiesto que Corea del Norte cree que podría contar con un disuasivo estratégico en contra de los Estados Unidos si consigue aumentar el alcance de los misiles y encuentra la forma de miniaturizar sus armas nucleares.

Tokio ha asegurado que Pyongyang está intentando incrementar su capacidad para realizar ataques sorpresa con misiles desde un vehículo o un submarino equipado con una plataforma de lanzamiento.

El texto sostiene además, que si Corea del Norte sobrestima su capacidad de disuasión, esto podría llevar a una situación que podría preocupar gravemente a Japón. El documento será presentado al gabinete el próximo mes.

Por otra parte, 38 North, dirigido por la Escuela de Estudios Internacionales Avanzados de la Universidad Johns Hopkins, ha detectado durante los últimos nueve meses la producción de una "cantidad no determinada de plutonio" en las instalaciones nucleares de Corea del Norte.

El grupo de la Universidad Johns Hopkins dio a conocer el viernes en su sitio web el análisis de las imágenes satelitales infrarrojas del complejo nuclear norcoreano en Nyongbyon.

En el último informe, elaborado por los investigadores Joseph Bermúdez, Mike Eley, Jack Liu y Frank Pabian, el organismo ha asegurado que el Laboratorio Radioquímico norcoreano ha operado "de forma intermitente" desde septiembre de 2016 a junio de 2017.

El grupo de investigación afirma haber detectado en dos oportunidades un aumento de la temperatura en unas instalaciones de reprocesamiento de plutonio, la primera entre septiembre y octubre, y la segunda entre marzo y junio.

El aumento de la temperatura deja entrever que Corea del Norte inició actividades de reprocesamiento a fin de producir una cantidad indeterminada de plutonio, lo que conduciría a un aumento de sus reservas.

Corea del Norte ha tenido una gran actividad en los últimos meses. A principios de este mes, lanzó un misil balístico intercontinental que, según Pyongyang, podría alcanzar cualquier punto del planeta.

Si bien Corea del Sur sostiene que éste no tenía la tecnología necesaria para volver a entrar en la atmósfera, Pyongyang aseguró que había lanzado un misil balístico intercontinental con capacidad para llevar ojivas nucleares.

Por otra parte, el Instituto de Ciencia y Seguridad Internacional, un centro de investigación de Estados Unidos, sostiene que a fines de 2016 Corea del Norte probablemente ya poseía 33 kilogramos de plutonio, entre 175 y 645 kilogramos de uranio enriquecido y de 13 a 30 ojivas nucleares.