Log in

UE busca reforzar el combate a los ataques cibernéticos

La Comisión Europea (CE) animó hoy a los países de la Unión Europea a realizar “lo antes posible” análisis sobre el nivel de amenaza de ataques híbridos en sus respectivos territorios, a fin de poder mejorar el combate a ese tipo de riesgo.

Ese tipo de ataques combinan métodos como campañas de desinformación, piratería informática y manipulación de la prensa para controlar la narrativa política o radicalizar individuos, advirtió el Ejecutivo en un informe sobre el tema, presentado hoy aquí.

"La intensidad de estas actividades está aumentando, con crecientes preocupaciones sobre la interferencia en elecciones con campañas de desinformación, ciberactividades maliciosas y autores de actos híbridos intentando radicalizar a miembros vulnerables de la sociedad", añadió.

Se trata de una manera de socavar la independencia de un país que implica menores costes que una ofensiva militar, señaló en rueda de prensa el vicepresidente de la CE, Jyrki Katainen.

Los recientes ciberataques coordinados en todo el mundo, cuya atribución se ha probado difícil, han “demostrado las vulnerabilidades de nuestras sociedades e instituciones” a ellos, añadió.

Desde abril de 2016, cuando la UE adoptó un paquete de 22 medidas contra las amenazas híbridas, la mancomunidad ha podido mejorar la protección a infraestructuras críticas, como transportes públicos, suministro de agua o energía, sistema financiero.

También ha avanzado en el combate a la radicalización y al discurso extremista en línea.

No obstante, “aún queda mucho por hacer, dado que la naturaleza de las amenazas híbridas continúa evolucionando”, subrayó la comisaria europea de Mercado Interior e Industria, Elzbieta Bienkowska.

Una de las medidas pendientes es la definición de nuevos “indicadores de vulnerabilidad” de las infraestructuras críticas europeas, que debe ser concluida “antes de finales de 2017“, explicó la comisaria.

También sigue siendo “esencial” reforzar la capacidad de los países y de la UE en conjunto de “prevenir, responder y recuperarse de amenazas híbridas de forma rápida y coordinada”, incluyendo la cooperación con la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

Los dos comisarios inciden en que las vulnerabilidades a las amenazas híbridas “no se limitan a las fronteras nacionales”, por lo que la cooperación es “clave” en el combate.

Aunque la responsabilidad ante ese tipo de amenazas recae sobre los gobiernos nacionales, la UE podría financiar el desarrollo de capacidades para enfrentarlas a través del Fondo Europeo de Defensa propuesto por la CE y aún en fase de discusión entre los Veintiocho.

La UE también ayuda a los gobiernos nacionales con su Célula de Fusión Híbridas, creada en mayo pasado como parte del Centro de Información e Inteligencia y encargada de analizar información clasificada y de fuentes abiertas sobre las amenazas híbridas.

Además, de aquí a 2018 la mancomunidad tiene previsto cooperar con la OTAN en ejercicios para contrarrestar ese tipo de riesgo.

NOTIMEX, ENLACE RADIAL, 19-07-17.