Con polémico penal los Tigres ganan a Chivas

Chivas acusó que fue un robo, Tigres afirmó que fue penal, pero lo cierto es que el árbitro Fernando Guerrero sancionó la pena máxima y en un cobro magistral, al minuto 93, Anselmo Vendrechovski Junior “Juninho”, dio un polémico triunfo al equipo felino.

Con esta victoria, la segunda consecutiva en la semana y 19 puntos, Tigres regresó al tercer sitio de la clasificación general, dominada por Rayados de Monterrey con 24 unidades por 20 de las Águilas del América.

Cabe precisar que Panzas Verdes de León, con cuatro victorias consecutivas y goleando 3-0 a Lobos, igualmente suma 19 unidades, lo mismo que Diablos Rojos de Toluca.

El Campeón Guadalajara, en un fracaso transitorio, va con 9 puntos y está hundido entre lo peor del Apertura 2017 y lejos, muy lejos, de la posibilidad de ir a la Liguilla.

Surgió un conato de bronca, que más bien fue pura faramalla. Gritos tipo verdulero, empujoncitos y nada más, después que Eduardo Vargas se burló de Chivas al final.

El partido fue jugado a una gran intensidad, incluso, dijo el estratega del equipo Guadalajara, Matías Almeyda, que Alan Pulido salió del partido con una fractura en la pierna izquierda.

Precisando que sería en el quinto metatarsiano del ariete tamaulipeco, quien estaría regresando a rehabilitación.

Tanto los felinos como los tapatíos hicieron un futbol de rapidez, de roces, de jugadas que se ahogaban en el grito de gol y que finalmente, justo o no, los universitarios se acreditaron la importante victoria.

Se puede decir que el primer tiempo fue para las Chivas, que jugaron un buen partido. La dinámica fue plena sobre la cancha y parecía la mejor versión del once tapatío.

Coparon a Tigres, cerraron espacios, taponearon la salida del rival y tuvieron la posesión del balón.

La parte complementaria tuvo en Tigres a su protagonista con incursiones por las bandas, con dominio de la esférica y con ese gol que rayó en la locura en el “Volcán” Universitario.

EL GOL

El tiempo, prácticamente, se había agotado. Se jugaba el minuto 93 y en su último ataque, Tigres manejó el balón por derecha.

Sin marca que descontrolara la acción, Ismael Sosa mandó centro a segundo poste y ahí justo, estaba Enner Valencia, quien al sentir el contacto de un zaguero tapatío rodó por el césped.

Sin titubear ni un instante, el juez central, Fernando Guerrero marcó la pena máxima ante las airadas e inútiles protestas del chiverío.

Juninho cobró con fuera al ángulo superior derecho del portero Rodolfo Cota.

Fue un golazo, soberbio, bonito, magistral que valió para Tigres de la UANL tres puntos que valen oro y para Chivas Rayadas de Guadalajara, el más amargo de sus resultados en el Apertura.

AGENCIAS, ENLACE RADIAL, 01-10-17.