Despedida musical

 

El arreglista y productor Eduardo Magallanes realizará un homenaje sonoro a Juan Gabriel, uno de sus compositores emblemáticos

CIUDAD DE MÉXICO

La despedida entre Juan Gabriel y Eduardo Magallanes fue a través de la música. Los sonidos que unieron los talentos de ambos, el primero como cantante y compositor, y el segundo como arreglista y productor musical, también fueron el adiós que quedó registrado en el último disco de Alberto Aguilera Valadez (1950-2016), Vestido de etiqueta por Eduardo Magallanes.

El álbum salió el 12 de agosto, 16 días antes de la muerte de El Divo de Juárez, sucedida el 28 de agosto por un infarto fulminante.

En entrevista telefónica con Excélsior, Magallanes reflexiona sobre la ausencia de su amigo, uno de los compositores mexicanos más prolíficos con el que tuvo una mancuerna laboral y un lazo de vida.

Confiesa los pendientes que quedaron, como la trilogía de Vestido de etiqueta por Eduardo Magallanes, que hasta el momento, a poco más de dos meses de su lanzamiento, suma alrededor de 75 mil copias vendidas, según su disquera.

“Lo más relevante es lo que hay, lo que tenemos. Lo que puede haber estado sujeto a aquella frase que dice: haces planes y Dios se ríe. Ésta es una producción cargada de emoción, cariño, música y no me alcanzará la vida que me queda para agradecerle a Alberto.

“Lo más bonito que me pasó, desafortunadamente lo tengo que decir así, porque luego se murió, es que el 22 de agosto me mandó un correo que decía: Maestro, todo mundo tiene nuestro Vestido de etiqueta. Vayamos preparando el segundo con la canción Con tu amor. Después, el 25 estaba en la Ciudad de México y recibí una lista de 125 títulos y me dijo: Aprovéchese, haga de todo esto lo que quiera. ¡Antes de irse! Se lo agradezco en el alma, porque se sintió feliz con los resultados del primero y, de repente, pasó la tragedia, pero claro que hay para hacer un segundo de etiqueta. Sin embargo, son decisiones que se tomarán con Iván Gabriel Aguilera Salas (hijo de Juan Gabriel), el señor Jesús Salas Campa (su cuñado) y la disquera correspondiente. ¡Yo encantado de hacerlo! ¡Es mi vida!”, afirmó Magallanes.

Está listo para trabajar a donde lo inviten, pero recuerda la ausencia del cantante: “Alberto Aguilera ya no está, las decisiones pasan a otro nivel y no quiero adelantar vísperas, porque sería especulativo”.

 

ÚLTIMO ENCUENTRO

 

La última vez que compartieron la cena, Magallanes y Juan Gabriel platicaron de la felicidad que éste provocaba en la gente con su música en sus conciertos, en sus giras sin mucho descanso. El arreglista recuerda que el intérprete dijo ese día: “Nunca voy a poder irme a descansar a mi casa, estaré hasta que el cuerpo aguante”.

Magallanes lo tiene presente y a la distancia, piensa en su partida. “Ahora tengo que ir descubriendo su ausencia, aprendiendo de ella. En mi familia, Alberto era un miembro más y llenó nuestras vidas. Hicimos una amistad entrañable”, dijo.

Por ello piensa en un homenaje, uno musical. Incluso lo inició abriendo su cuenta de la red social Twitter con un video en el que tocó al piano una versión de la canciónSiempre en mi mente dedicada a Juanga.

Claro que me gustaría. Fue una amistad que dio muchos productos escénicos y fonográficos. Honraré su memoria y su amistad con mi mejor esfuerzo y trabajo. Me gustaría mucho escribir algo y dedicarlo a la memoria de mi amigo, un trabajo como yo hago: sinfónico, con coros y orquesta, un tributo a Alberto, escrito por mí. Debo hacerlo y me encantará. Incluso hay trabajos con la Sinfónica del Estado de México. Hice una suite llamada Juan Gabriel, que está basada en un arreglo del argentino Javier Alurralde. Amplié su trabajo y lo terminamos haciendo entre los dos, pero lo tiene el maestro Enrique Bátiz para tocar”, reveló.

Este no es el único tributo. El Día de Juan Gabriel, el 5 de octubre en Los Ángeles, California, habrá una celebración al intérprete.

Estaré donde haga falta para honrar su memoria. Sé que habrá algo en Los Ángeles y la señora Mary Black, que es una gran amiga y productora (formó parte de la producción de la serie basada en la vida de Juan Gabriel, Hasta que te conocí) hará algo de televisión y me ha pedido que colabore con ella, así como al productor musical Gustavo Farías (de Los Dúo 1 y 2)”, aseveró Magallanes.

 

TRABAJO HISTÓRICO

 

El arreglista recordó la historia del último disco de Juan Gabriel, que fue planeado desde 2010, precisamente en la celebración del cumpleaños 60 del cantautor.

Ese 7 de enero lo fuimos a visitar mi mujer y yo, y me dijo que por qué no hacíamos una trilogía, porque tenía ganas de hacer algo conmigo, que fuera un documental de nuestra historia juntos, musicalmente hablando. Me entusiasmó mucho, pero fue hasta que regresé a verlo, en febrero, y me dijo: Aquí están los primeros 11 temas maestro, sólo le pido por favor que use lo menos posible batería, hágalo con un tono europeo, más francés, sin mariachi, y de ahí, lo que se le pegue en gana. ¿Entonces puedo componer introducciones y puentes a mi arbitrio, lo que me inspire tu canción? le pregunté. Y entonces supe que era una belleza de proyecto”, relató el músico, director de orquesta y director artístico.

La emoción del arreglista no se hizo esperar. Tenía entre sus manos, sin saberlo, el último proyecto de uno de sus compositores más arraigados, de aquel michoacano a quien contrató en 1971 cuando lideró el departamento de Contrataciones Artísticas de la compañía disquera que firmó como artista exclusivo, por vez primera, el nombre de Juan Gabriel.

Tuve una sensación de sana ambición, musical, artística, pero, sobre todo humana, porque él me recomienda que cuide mucho ese proyecto, porque es algo que le quiere dejar a sus hijos. En ese momento, lo tomé como algo natural y no reparé en ello”, medita.

Con tal entusiasmo, se puso a trabajar. Juan Gabriel le dio referentes musicales de Europa, Estados Unidos y México, y los escuchó antes que a los temas. Después escuchó las canciones en sus versiones originales, con el trabajo de arreglistas como Chucho Ferrer, Pocho Pérez y Homero Patrón, entre otros músicos que trabajaron con Juanga. Entonces hizo su primer arreglo para este disco, el de Cuando seas mi mujer.

No me acomodo en la computadora, no me gusta. Tengo tantos años de escribir con mi lapicero, mi goma y mi papel pautado. Para las voces a capela, me sentaba con él en mi piano, lo escuchaba y tocaba para sacar ideas y hacer diseños arreglísticos: armonización, ritmos, contracantos para su melodía, los puentes, los adornos, en fin”, explicó.

Después se realizaron las sesiones en vivo. Las primeras fueron las cuerdas y metales en la Ciudad de México, en Miami la batería, bajo y guitarras, y llamadas telefónicas hasta crear los sonidos.

“Cuando ya estuvo el CD completo, fui a ver a Alberto un 11 de agosto (2010). Terminé el proceso 15 días antes y lo vi un día previo a mi cumpleaños, en Cancún. Escuchó los temas dos veces y se le llenaron los ojos de lágrimas. Estaba fascinado. Ésta fue la mecánica que llevamos. Lo que me da mucho gusto comentar es que Alberto fue muy exigente con sus arreglistas, a todos nos hizo a veces padecer la gota gorda, y él proponía como compositor muchas cosas para canciones en el terreno arreglístico, pero no le gustaba que lo reconociéramos.

“En muchos arreglos míos, como La guirnalda, me propuso figuras, pero era muy respetuoso conmigo, tenía cariño, amistad y fe para conmigo. Las canciones de Juan Gabriel son un prodigio de melodías y de comunicación sentimental. Vestido de etiqueta es como el zoom, el corolario, el colofón de toda una vida juntos. Acabó siendo trilogía, porque son tres discos: dos de audio y un DVD. Alberto siempre sabía lo que quería, a donde llegar y a donde ir”.

 

Sus discos, de los más buscados

 

A poco más de dos semanas del fallecimiento de Juan Gabriel, las ventas de los discos del cantautor michoacano se elevaron en un 470%, una cifra histórica nunca alcanzada por un intérprete que haya fallecido.

Hasta el viernes 9 de septiembre Los Dúo I había vendido 619 mil 136 copias, Los Dúo II había alcanzado la cifra de 268 mil 994 discos, mientras que Mis 40 en Bellas Arteshabía sumado 502 mil 26 copias y Vestido de etiqueta por Eduardo Magallaneshabía acumulado, hasta esa fecha, 75 mil copias.

En entrevista con la agencia de noticias Notimex, Martín Roca, director comercial de Universal Music, destacó que el porcentaje se elevó principalmente gracias a esas cuatro producciones, aunque el catálogo también se movió.

“Prácticamente la venta se fue hasta 470% arriba, sobre todo de los últimos cuatro discos que grabó. Sí ha habido movimiento con el catálogo, pero la venta importante han sido los cuatro recientes, incluso el último, Vestido de etiqueta..., que salió el 12 de agosto, ya estaba bien puesto en tiendas y se estaba moviendo muy bien, con una venta interesante.

“Este último despuntó con los tres anteriores y es ahí donde está la parte importante del crecimiento de la venta”, apuntó Roca, quien agregó que estas producciones, tras la muerte del Divo de Juárez, tuvieron que ser resurtidas en todas las tiendas.

 

—Con información de Excelsior Notimex y Azul Del Olmo