Titulares:

TEMPLO MAYOR Reforma

 

Vivillos, los de Morena siguen tratando de seducir empresarios para que se sumen al proyecto político de Andrés Manuel López Obrador, no sólo para alcanzar la Presidencia de la República, sino también a nivel estatal.

Ayer, por ejemplo, el dueño de la dulcería La Rosa -sí, la de los mazapanes-, Enrique Michel, formalizó su conversión al lopezobradorismo. Fue el primer paso para ser ungido como su candidato a la gubernatura de Jalisco el próximo año.

Al mismo tiempo en el centro de Monterrey, un grupo de promotores morenistas sostenía la enésima reunión con empresarios de Nuevo León, encuentros que ha estado organizando en buena parte del país Alfonso Romo, quien fuera dueño de Cigarrera La Moderna y Seguros América.

 

Vistos los trancazos que se ha llevado el gobierno capitalino en los tribunales, pareciera que el consejero jurídico, Manuel Granados, está muy distraído queriendo convertirse en candidato.

Dicen que si en lugar de andar haciendo campañas en redes sociales para promover su imagen, le pusiera atención a los litigios importantes que enfrenta la CDMX, seguramente ganaría más puntos ante su jefe, Miguel Ángel Mancera.

Pero luego de la suspensión de las obras del Metrobús y de que un tribunal tumbó en definitiva el negociazo de las tablets para los taxis, dicen que en el Antiguo Palacio del Ayuntamiento están perdiendo la paciencia hacia Granados. No vayan a terminar perdiéndole la confianza.

 

Fue un destape más impactante que el de Belinda en Baywatch: el secretario Enrique de la Madrid Cordera aceptó ante empresarios jaliscienses que para él sería "un honor" ser candidato presidencial del PRI y más honor poder llegar a Los Pinos.

De hecho, hasta soltó una lista de buenos deseos de su eventual gobierno: hacer instituciones sólidas, fortalecer el Estado de derecho y seleccionar a funcionarios públicos honestos.

Falta ver si al titular de la Secretaría de Turismo le alcanza el capital político para hacer realidad su sueño, por lo pronto el hijo del ex presidente Miguel de la Madrid ya anda recorriendo el país haciéndose publicidad bajita la mano.

 

La buena noticia esta semana es que la repatriación de capitales dejó al erario una recaudación de mil 300 millones de pesos. Un monto nada despreciable, pues es lo que Javier Duarte llamaría: "mi cuota pal' PRI".

 

 

Reforma/Enlace Radial, 16-06-17