FRENTES POLÍTICOS Excélsior

 

*I. Necedad histórica. Pedro Landero López, exedil de Nacajuca, Tabasco, un humilde maestro rural que de la noche a la mañana se volvió un potentado ganadero, pecó, además, de soberbio. En una acción sin precedente, la Suprema Corte de Justicia de la Nación ordenó no sólo su arresto, sino el de todo el cabildo que gobernó de 2013 a 2015, por desacatar la orden de pagar un millonario laudo a una decena de trabajadores dados de baja. Al expresidente municipal se le hizo fácil incumplir los mandatos de la ley, por sus pantalones, y ahora sus diez exregidores lo acompañarán en prisión. Y aún no aclara el evidente enriquecimiento inexplicable.

 

*II. Estar en todo. Carlos Mendoza Davis, el gobernador de Baja California Sur, tiene una nutrida agenda que toca desde mantener todo bajo control en Los Cabos, con la llegada de los fenómenos climáticos, hasta la investigación en el caso de Max Rodríguez, periodista asesinado en abril. El mandatario cumple reforzando la seguridad en los cinco municipios, y no deja a un lado sus otras prioridades: educación, salud, y creación de empleos. Ayer visitó Mulegé, y, en Guerrero Negro, al norte de la entidad, entregó infraestructura educativa y urbana. Como pocos, bitácora exitosa.

 

*III. El rey de los excesos. El exgobernador de Aguascalientes Luis Armando Reynoso Femat fue sentenciado a seis años y nueve meses de prisión, por peculado y ejercicio indebido de la función pública. El exmandatario estatal deberá pagar 13.8 millones de pesos y una multa de 11 mil 731 pesos como reparación del daño, además de estar inhabilitado para ejercer cualquier cargo público por tres años. Su caso podría llegar a la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Todo el escándalo se produjo por la compra simulada, durante su administración, de un tomógrafo con valor de 13.8 millones de pesos. Lleva el proceso en libertad, pues en este país la corrupción, aún, es un mal menor (si tienes para pagar los fallos de la ley).

 

*IV. Sorpresa. Después de que los legisladores se han convertido en una verdadera carga para el erario, la Mesa Directiva del Senado decidió no autorizar 22 viajes internacionales y, por primera vez, durante el primer trimestre de este año, logró un ahorro de seis millones de pesos. Hacen bien. Por sólo poner un ejemplo, el experredista y ahora petista Fidel Demedicis, presidente de la Comisión de Desarrollo Rural, quería boletos de avión y viáticos para que ¡una delegación! visitara Vietnam, Japón, Malasia, Singapur y China, del 24 de septiembre al 7 de octubre; es decir, 14 días de viaje. ¿Y como para qué? Así el encaje.

 

*V. El tiempo apremia. El líder de los priistas en el Senado, Emilio Gamboa, se ha avocado de lleno para que los legisladores de su partido se entreguen, sin cortapisas, para aprobar la Ley de Seguridad Interior y otras más que requiere nuestro marco legal para fortalecer y hacer más efectivas a las instituciones. No es bueno que se posponga por más tiempo tener una legislación que ampare la seguridad y tranquilidad de los mexicanos y que la misma cuente con el suficiente respaldo constitucional para hacer frente con resultados concretos al combate a la delincuencia. Los presidentes de las comisiones de Gobernación, Puntos Constitucionales y Seguridad Pública, Cristina Díaz, Enrique Burgos y Ernesto Gándara, respectivamente, tienen la consigna de sacarla adelante.

 

 

Excélsior/Enlace Radial, 16-06-17