Log in

TEMPLO MAYOR Reforma

 

***LAS comparaciones son odiosas, especialmente cuando son reales, pero Andrés Manuel López Obrador está siguiendo, y con mucho éxito, los pasos de Donald Trump.

EL MAGNATE basó su campaña en desmontar el legado de Barack Obama, y el tabasqueño está haciendo de esta elección un referéndum sobre el gobierno de Enrique Peña.

ASÍ, acabar con el Nuevo Aeropuerto Internacional de México se ha convertido en el "build that wall" de AMLO. No es un asunto de razones, sino de consignas. No es de proyecto, sino de revancha.

BAJO esa perspectiva, echar abajo la reforma educativa equivale al "repeal and replace Obamacare"; revocar la reforma energética es tan increíble como salir del acuerdo contra el cambio climático de París; fijar precios de garantía en el campo sería como salirse del TPP; y, claro, acabar con la mafia del poder es lo mismo que "drain the swamp".

ESO EXPLICA que no se esté discutiendo el futuro de México, sino qué hacer con el legado de este gobierno.

 

***NO TODOS los chapulines electorales salen bien librados. Ahí está el caso del ahora ex priista Claudio Bres Garza, quien fue recibido ¡a huevazos! por sus nuevos compañeros de Morena.

LA AGRESIÓN contra el tricolor se da dentro de un confuso conflicto entre los morenistas de Piedras Negras, pues ahora resulta que la coalición "Juntos haremos historia" ya tiene ¡dos candidatos a alcalde!

ORIGINALMENTE el candidato del lopezobradorismo era Lorenzo Menera, quien se había desempeñado en ese municipio como regidor independiente. Sin embargo, Bres Garza decidió saltar del PRI a Morena, donde lo recibieron con los brazos abiertos, pues ya ha sido dos veces presidente municipal.

Y CON ESE chapulinazo la unidad de los morenistas coahuilenses quedó más batida que un omelette.

 

***LOS QUE ayer le pusieron el cascabel al gato loco de los aranceles fueron los empresarios del hierro y el acero, pues le pidieron a Ildefonso Guajardo sacar la navaja tarifaria ante Donald Trump.

Y ES QUE dentro de dos semanas, el día 30, concluye el periodo de gracia que la Casa Blanca le otorgó a México en la imposición de pesadas tarifas a sus exportaciones acereras.

LOS INDUSTRIALES mexicanos están nerviosos porque no saben -de hecho, ni los propios gringos lo saben- si Trump entrará en razón y dejará sin efecto esa imposición de aranceles o si, por el contrario, buscará acuchillar los productos nacionales.

EN RESPUESTA el secretario de Economía les pidió no comer ansias y no caer en la tentación de pedir medidas espejo, porque en cuestiones comerciales el que a hierro mata... ¡se pega un balazo en el pie!

 

 

Reforma/Enlace Radial, 17-04-18