Peña Nieto encabeza ceremonia por Gesta Heroica de los Niños Héroes

ENLACE RADIAL, 13 de septiembre del 2017.

Ante el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, la cadete de la Academia  H. Colegio Militar, Gloria Valeria Mckintoch Cortés, refrendó los valores heredados por ese cuerpo militar e hizo un llamado para enfrentar en unidad los desafíos actuales  de nuestro país.

“Usted, como primer mandatario en muchas ocasiones ha invitado al pueblo de México a la unidad nacional, los militares todos entendemos y aplaudimos su llamado, por formación sabemos que la cohesión implica construir un frente común, significa sumar fuerzas para ser uno solo ante la adversidad, nos sentimos orgullosos y amamos a esta gran Nación; debemos sumar esfuerzo para el impulso de nuestro país, hay que dejar a tras la indolencia, la inseguridad y la violencia”, manifestó.

Durante la ceremonia para conmemorar el 170 aniversario de la gesta heroica del Castillo de Chapultepec,  el primer mandatario realizo el protocolario y simbólico  pase de lista a los cadetes del H. Colegio Militar, encabezados por el teniente Juan de la Barrera: Juan Escutia, Agustín Melgar, Vicente Suárez, Fernando Montes de Oca y Francisco Márquez, quienes perdieron la vida en 1847 durante la defensa de la soberanía mexicana ante las tropas estadounidenses.

Posteriormente, el mandatario, acompañado por los miembros de su gabinete procedió a depositar una ofrenda floral y montar una guardia de honor al pie del Altar a la Patria, donde yacen los restos de los Niños Héroes de Chapultepec.

En su oportunidad y tras recordar  detalles de la gesta heroica,  Mckintoch Cortés enfatizó las muestras de abnegación, entrega y patriotismo de los cadetes caídos, valores que dijo,  el H. Colegio Militar transmite desde el primer día de formación de las nuevas generaciones,  como una tradición de valor y gloria.

En su alocución, McKintoch Cortés llamó a buscar la solución de nuestra problemática actual por la vía de la legalidad y el diálogo, rechazando enfáticamente la violencia, que solo genera más violencia.

En este tenor, propuso a la sociedad mexicana en su conjunto a constituirse en digna heredera del acto heroico y defender a México de quienes “intentan arrebatarle su tranquilidad”.

“Los nuevos desafíos nos exigen honor, valor, lealtad, entrega y pasión, pero también ser íntegros, responsables, emprendedores e idealistas, la indolencia, el deshonor y el libertinaje son trampas en las que no debemos caer”, enfatizó.

Exhortó, por último, a continuar avanzando por el sendero de la educación, guiados por los valores y las disciplina, confiando en nosotros mismos y nuestras capacidades.