Enlace Radial

Enlace Radial

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Aliquam eleifend eleifend adipiscing. Quisque purus tellus, volutpat ut luctus eu, egestas quis nibh. In molestie dignissim lacinia. URL del sitio web: http://www.gavick.com

ITINERARIO POLÍTICO DE RICARDO ALEMÁN

¡Pelean por el voto del PAN!

El manjar es apetitoso. Y la mesa está puesta, lista para el festín.

Por eso, los hambrientos invitados saborean las viandas. Nos referimos a los presidenciales José Antonio Meade y Andrés Manuel López Obrador.

Pero no se equivoquen. La fiesta de referencia es el proceso electoral de 2018, en donde tirios y troyanos pelean por el manjar de votos que colocó en charola de plata el PAN y que, ante la caída de los azules, disputan Morena y el PRI.

Y si dudan de la caída del PAN, basta ver el grosero bulo montado por Anaya a través del fracasado gobernador de Chihuahua. Incluso parece que la alianza PAN-PRD-MC está dispuesta a cambiar de candidato. Y es que, en los hechos, Javier Corral hace la campaña de PAN, PRD y MC, en lugar de Ricardo Anaya.

¿Y por qué es un bulo el montaje de Corral?

Porque a pesar de las mentiras sembradas “por intelectuales orgánicos” que apoyan a Corral, lo cierto es que el supuesto desfalco del que acusa el gobernador de Chihuahua debe ser investigado, aclarado y/o desmentido por autoridades federales, no por un gobierno estatal. ¿Por qué?

“¡Poca cosa!”, porque el dinero es federal y porque se habría movido con fines electorales. Es decir, se trataría de un delito de competencia de la Fepade y no del gobernador de Chihuahua. Pero de eso nada hablan “los intelectuales orgánicos” y de eso nada se dice cuando Corral copia el circo de los éxodos de AMLO. ¡De vergüenza y risa loca!

Pero ante el desmoronamiento de la candidatura de Anaya, los punteros están listos para disputar el manjar de votos que dejará sueltos el PAN, sobre todo luego de la salida de Margarita Zavala y del senador Javier Lozano.

Por eso, el dueño de Morena, López Obrador, y el abanderado del PRI José Antonio Meade, abiertamente están a la caza de votos azules. Saben que los votantes del PAN se fragmentarán en tres tercios.

¿Cuales tercios..?

El primer se localiza en los votos que mantendrá Anaya quien, sin duda, “jalará” la lealtad de aquellos panistas a los que prometió “hueso”, a cambio de que lo hicieran candidato presidencial.

El segundo tercio está en los votos que se llevará Margarita, acaso la candidata independiente con mayor presencia y autoridad política y moral dentro del PAN. Y es que la señora Zavala renunció a su partido, precisamente en medio de señalamientos por las traiciones y los engaños de Anaya.

Y la tercera fragmentación del PAN es de aquellos que seguirán al candidato presidencial del PRI, sin partido —José Antonio Meade—, que de priista tiene lo que Anaya de panista. Y es que para nadie es nuevo que el golpe más contundente del PRI a la alianza PAN, PRD y MC es la pertenencia de Meade a los más influyentes círculos políticos del partido azul.

Queda claro, el PAN fragmentará en tres tercios sus votantes.

Sin embargo, lo que nadie sabe es a cuál de esos tercios le arrancará votos el candidato AMLO, quien no solo llamó a los azules a sumarse a su causa, sino que en cada entidad que visita les lanza anzuelos.

Por eso, tras la renuncia de Lozano al PAN, Obrador hizo un llamado a militantes y dirigentes azules a renunciar para respaldarlo en los comicios de julio.

A su vez, José Antonio Meade hizo lo propio luego de sumar a su causa al senador Lozano. Dijo que otros panistas se sumarán a la alianza PRI, Panal y PVEM.

Pero los problemas de Ricardo Anaya no terminan ahí.

Resulta que el candidato de la alianza PAN, PRD y MC pelea con todos y mantiene un frente de conflicto en todos los flancos. Por ejemplo, buena parte de los grandes medios de comunicación no le creen ni la hora. La ruptura con el gobierno y con dos tercios del PAN es clara. Además, Javier Corral se quejó de que la relación con el gobierno federal está congelada.

Pero es solo una de los problemas de Anaya. El principal conflicto se localiza al interior del partido azul. Y es que algunos de los más severos adversarios de Anaya aún están en la casa azul. No referimos a Felipe Calderón, Ernesto Cordero, Roberto Gil, Jorge Luis Lavalle y Rafael Moreno Valle.

Y es que, pesar de que Margarita Zavala renunció al PAN, su esposo, Felipe Calderón, se mantiene en el partido. Desde ahí critica cada paso de Anaya y aprovecha para acusarlo de fracturar al PAN. Además usa las redes sociales para atacarlo y promover la candidatura independiente de Zavala.

Anaya está muerto, pero Anaya es el único que no se ha dado cuenta.

Al tiempo.

 

 

 

Milenio Diario/Enlace Radial, 15-01-18

TRASCENDIÓ Milenio Diario

:Que el abanderado presidencial de PRI-Verde-Panal, José Antonio Meade, no dejó claro si el publicista Juan José Rendón es parte de su equipo de precampaña; a pregunta expresa sobre su contratación solo dijo: “No que yo sepa. Habrá que preguntarle a López Obrador”. Sin un categórico ¡no! dejó abierta la posibilidad.

Por cierto, el equipo de precampaña de Meade dejará hasta el último minuto de este lunes el registro del nuevo nombre de la coalición. Se espera que al filo de la media noche presenten ante el INE el nombre que sustituirá a “Meade, Ciudadano por México”.

 

:Que este domingo el equipo de Ricardo Anaya, aspirante de la coalición Por México al Frente, viajó con una guitarra, posiblemente porque el precandidato grabó un nuevo spot con el grupo Amigos de la Sierra, quienes entonaron canciones típicas de Nayarit. Tal vez Anaya ya se dio cuenta de que ese tipo de videos ha pegado en las redes.

 

:Que todas las encuestas que tiene sobre la mesa el gobernador de Chiapas, Manuel Velasco, arrojan las mismas conclusiones: 1) que, a pesar de todo el apoyo y todo el dinero invertido durante cinco años, su delfín Eduardo Ramírez Aguilar nomás no levantó; 2) que solo tiene dos precandidatos competitivos, el senador Roberto Albores y el alcalde de Tuxtla Gutiérrez, Fernando Castellanos; y 3) que si deciden ir solos el PRI y el Verde, prácticamente le estarán entregando el estado a Rutilio Escandón Cadenas, de Morena (actual magistrado presidente del Poder Judicial del estado).

A más tardar el 23 de enero se sabrá si el PRI y el PVEM van juntos o rinden la plaza. A principios de febrero se conocerá el nombre del candidato oficial.

 

:Que en cualquier momento la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales, que encabeza Héctor Díaz Santana, va a atraer el caso por el presunto desvío de recursos para el financiamiento de campañas políticas en Chihuahua, a solicitud del Frente y de Morena.

 

:Que hablando de Morena, quien se metió de última hora a la contienda en Morelos es el ex alcalde de Cuernavaca y diputado local Manuel Martínez Garrigós. El ex presidente municipal se va a enfrentar en la encuesta a su sucesor del PES, Cuauhtémoc Blanco, y al senador con licencia Rabindranath Salazar.

Dicen que si no es el bueno para la gubernatura, bien puede quedar en la fórmula para senadores porque aún tiene muchos simpatizantes en esa localidad.

 

 

 

Milenio Diario/Enlace Radial, 15-01-18

BAJO RESERVA El Universal

Ese apoyo no se ve

Muy enojado, nos dicen, anduvo el pasado sábado el precandidato de la alianza PAN-PRD-MC, Ricardo Anaya, con la inasistencia de la gran mayoría de los gobernadores panistas a la reunión del Consejo Nacional que se convirtió en un acto de apoyo del panismo al gobernador de Chihuahua, Javier Corral, quien acusa a la Secretaría de Hacienda de retener recursos económicos por presuntas represalias. El caso es que sólo tres de los 12 gobernadores panistas y aliancistas atendieron a la invitación para estar presentes en los trabajos del Consejo Nacional. Miguel Ángel Yunes, de Veracruz; Antonio Echevarría, de Nayarit, y el propio Corral fueron los únicos en atender al llamado. ¿Y los demás gobernadores?

 

Atraerá Fepade el caso Chihuahua

En cualquier momento, nos comentan, la Procuraduría General de la República, por medio de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade), atraerá la investigación sobre una presunta triangulación de recursos entre la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, y el Partido Revolucionario Institucional en las elecciones estatales de 2016, y que hasta ahora está sólo en manos de la fiscalía del estado. El caso ha logrado llevar el intercambio de acusaciones entre el gobierno estatal y el federal incluso hasta el nivel presidencial. Ahora el nuevo fiscal de la Fepade, Héctor Marcos Díaz Santana, a quien el Senado por una muy amplia mayoría le confió la fiscalía, será quien deberá decidir si, como lo dice el estado, se trata de un millonario desvío de recursos o de señalamientos con fines electorales, como lo ha dicho el gobierno federal.

El PAN y el vino

Y, a propósito de la reunión del Consejo Nacional del PAN del sábado pasado, nos platican que, como ya es la costumbre, algunos de los consejeros llevan un obsequio para sus correligionarios, en esta ocasión, nos dicen, los panistas recibieron una botella de vino tinto con la leyenda “Cosecha 2018, abrir el 1 de julio”. Ahora, habrá que ver si ese vino se destapa para celebrar un triunfo o para ahogar las penas de una derrota del partido que hoy preside Damián Zepeda.

 

AMLO en Nuevo León.

En Nuevo León, el precandidato de la coalición Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador, hará este lunes “un anuncio importante”, según anticipa su equipo. Recuerdan que es en esta entidad en la que se reúne con empresarios que le son afines, y en donde ha anunciado la suma a su causa de gente clave de la iniciativa privada. También ha sido el estado donde ha lanzado sus propuestas económicas y fiscales, así que se espera que hoy realice un nuevo anuncio. Ayer, por lo pronto, Morena informó que ha logrado ya amarrar la coalición con PT y Encuentro Social (PES) en 26 de 30 estados con elección local el 1 de julio.

 

 

 

El Universal/Enlace Radial, 15-01-18

ESTRICTAMENTE PERSONAL DE RAYMUNDO RIVA PALACIO

Los gringos vienen a México

Totalmente desapercibido en México pasó el anuncio del procurador general de Estados Unidos, Jeff Sessions, el jueves pasado, sobre la creación de un grupo antiterrorista para combatir mundialmente a Hezbolá, una organización calificada por el Departamento de Estado como “terrorista”, que fue formada por la Guardia Revolucionaria Iraní en 1982 para enfrentar la invasión de Israel a Líbano. El grupo, integrado por expertos en narcotráfico, crimen organizado y lavado de dinero, se coordinará con la División de Operaciones Especiales de la DEA, y el área de Investigaciones del Departamento de Seguridad Interior. Si en el gobierno mexicano no han procesado lo que esto significa, deben hacerlo rápidamente. La ruta de Hezbolá a Estados Unidos pasa por territorio mexicano de la mano de los cárteles de la droga.

Sessions fue muy contundente. “El Departamento de Justicia no dejará piedra sin remover a fin de eliminar las amenazas a nuestros ciudadanos de organizaciones terroristas y para eliminar la marea de la devastadora crisis de drogas”, dijo. “El equipo iniciará procesos que restrinjan el flujo de dinero de las organizaciones terroristas extranjeras así como romperá las violentas operaciones de tráfico de drogas”. No se requiere ciencia para conectar los puntos. Si toda la retórica del presidente Donald Trump para la construcción del muro fronterizo con México es para frenar a los criminales que están intoxicando a los estadounidenses con sus drogas y el Ejército mexicano es incapaz de confrontarlos, uno de los principales campos de batalla contra Hezbolá va a estar en México.

El tema de organizaciones terroristas en México siempre ha sido negado por las autoridades mexicanas, pero sobre todo, han minimizado el fenómeno. En agosto de 2002 se publicó en este espacio que el entonces jefe de la DEA, Asa Hutchinson, estaba reforzando la vigilancia en la frontera con México ante su temor de que los cárteles de las drogas financiaran el terrorismo político a través de Al Qaeda y Hezbolá. Los servicios de inteligencia estadounidenses, se escribió, tenían ubicadas células de esas organizaciones en la Triple Frontera, donde convergen Argentina, Brasil y Paraguay, convertida en ese entonces en un centro de operaciones terroristas, guerrilleros y espías.

En la edición de otoño de 2012 de Global Security Studies, una publicación académica especializada en temas estratégicos e internacionales, Dawn Bartell y David Gray escribieron un ensayo donde señalaron que tanto Hezbolá como Al Shabaab, que está vinculada con Al Qaeda, se habían infiltrado en México, donde estaban recibiendo entrenamiento de asimilación cultural y lenguaje, y habían establecido una “relación de conveniencia” con los cárteles de la droga mexicanos, que estaban ayudándolos a introducir ilegalmente a sus miembros a Estados Unidos para recolectar fondos y reclutar terroristas. “Hezbolá ha operado en América del Sur y América Central por décadas, junto con su algunas veces rival Hamas”, apuntaron. “Ahora, el grupo está metiéndose a comunidades shiitas musulmanes en México, incluido Tijuana”.

La preocupación estadounidense sobre la vulnerabilidad que representa México en el tema del terrorismo lleva largo tiempo. Robert Mueller, quien es el responsable actual de investigar la presunta intervención rusa en las elecciones de Estados Unidos, advirtió, en un testimonio en el Congreso en 2006, cuando era director del FBI, que “hay personas de países con conexiones a Al Qaeda que están cambiando sus apellidos islámicos a hispanos, con falsas identidades, aprendiendo a hablar español y pretendiendo ser inmigrantes hispanos”. En 2012, el exjefe de Operaciones de la DEA, Michael Braun, confirmó la vinculación de Hezbolá con los cárteles de la droga mexicanos y dijo que habían logrado tener rutas de transporte criminal y contrabando bien establecidas entre México y Estados Unidos. Y el año pasado, Michael Flynn, exjefe de la Agencia de Inteligencia del Pentágono y el primer consejero de Seguridad Nacional del presidente Trump, confirmó en una entrevista con el portal Brietbart News la relación de grupos terroristas con los cárteles, y que la Patrulla Fronteriza tenía fotografías que aportaban evidencia de las rutas por las que estaban entrando en Texas.

La preocupación estadounidense sobre este tema no había pasado de mantener bajo estrecha vigilancia lo que sucedía en México. La dinámica cambió en el último mes en Washington luego de aparecer un reporte en la prensa de que el gobierno del presidente Barack Obama había detenido todas las investigaciones contra Hezbolá, que formaban parte del llamado Proyecto Casandra, a fin de allanar el camino para un acuerdo nuclear con Irán. El nuevo equipo formado en el Departamento de Justicia retomará las investigaciones suspendidas para profundizar las acciones de Hezbolá con el narcotráfico y lavado de dinero.

Los dos temas son vistos por el gobierno de Trump como un riesgo para la seguridad nacional de Estados Unidos. La prensa ha mostrado sistemáticamente las fallas en la estrategia del combate a las drogas en México, a lo que se le han sumado críticas sobre la deficiencia para frenar el lavado de dinero. Un informe de la Fuerza de Tareas de Acción Financiera, una organización que establece estándares internacionales, dado a conocer a principio de este año, señala que aunque ha habido mejoría desde 2008, cuando lo evaluaron por última vez, no ha sido suficiente para enfrentar actividades del crimen organizado, extorsión o corrupción. De hecho, hasta muy recientemente la PGR asumió el lavado de dinero como una prioridad, por lo que no se le investigaba de manera sistemática.

Las fallas institucionales mexicanas tienen también dosis de negligencia, que ahondan la debilidad de México ante situaciones extraordinarias, como las anunciadas por Sessions.

 

 

 

El Financiero/Enlace Radial, 15-01-18

Suscribirse a este canal RSS