Titulares:

Aneurisma aórtico abdominal eleva riesgo de muerte súbita en adultos

Los antecedentes familiares, el tabaquismo y la edad son factores que pueden causar un aneurisma aórtico abdominal, padecimiento que afecta más a hombres, rara vez da síntomas y causó la muerte de seis mil 500 personas de 1998 a 2012 en México.

Se estima que dos por ciento de la población padeció esta enfermedad, de acuerdo con un estudio del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición (INCMN) Salvador Zubirán que analizó siete millones y medio de certificados de defunción.

Un aneurisma aórtico abdominal es la dilatación de más de 50 por ciento del diámetro de la principal arteria del cuerpo, explicó en una entrevista el especialista del INCMN, Carlos Arturo Hinojosa Becerril.

La arteria empieza a dilatarse como un globo debajo de los riñones y algunos pacientes pueden sentir como un latido en el abdomen, como si tuvieran otro corazón, indicó el también subdirector de investigación clínica del Servicio de Angiología y Cirugía Vascular del INCMN.

Al aumentar su tamaño en más de cinco centímetros, la pared del tejido se vuelve tan delgada hasta que se rompe, lo que a su vez genera una hemorragia interna.

“Cuando el aneurisma se rompe, 90 por ciento de los pacientes no llega a un hospital” porque el paciente enfrenta un intenso dolor abdominal, colapsa y muere de manera súbita, mencionó el especialista.

Mientras que la mitad de 10 por ciento de los pacientes que reciben atención médica salva la vida, apuntó Hinojosa Becerril, quien agregó que estas cifras pueden revertirse cuando se identifican a tiempo los aneurismas y se tratan.

El tratamiento para eliminar el aneurisma consiste en sustituir el conducto de la arteria por uno sintético mediante una cirugía abierta o una endovascular, similar a un cateterismo, con 95 por ciento de probabilidad de éxito cuando se hace de manera oportuna.

De ahí, la importancia de que los hombres mayores de 65 años y mujeres mayores de 55 años con antecedentes familiares de aneurisma y tabaquismo se hagan un ultrasonido abdominal, el cual es un estudio no invasivo, indoloro y que puede salvar la vida.

La presión arterial alta y ateroesclerosis son otros padecimientos asociados a los aneurismas aórticos abdominales, alertó el especialista, que ante este panorama impulsa una campaña de difusión y concientización para la población en general y los médicos.

El investigador manifestó que los doctores de primer contacto y especialistas que no son cirujanos vasculares están poco familiarizados con el padecimiento, o bien no saben con quién referir al paciente cuando detectan la anomalía.

La campaña en el Instituto de Nutrición se enfoca a alertar a los médicos para que soliciten el ultrasonido, identifiquen el aneurisma y refieran al paciente con los cirujanos vasculares.

Hinojosa Becerril agregó que los pacientes que presenten el aneurisma aórtico abdominal podrán ser atendidos en el INCMN.

La campaña también pretende prevenir a las personas que tuvieron algún familiar con este padecimiento para que acudan al médico y se realicen un ultrasonido, pues tienen 20 por ciento más de probabilidad de tener un aneurisma.

NOTIMEX, ENLACE RADIAL, 13-03-16.